Aspectos sobre retención en la fuente

Aspectos sobre los certificados de Retención en la Fuente – incluye modelo al final

Muchas son las personas que piensan que la retención en la fuente es un impuesto, lo cual conlleva a decir que no están en lo correcto. La retención en la fuente es simplemente un sistema o mecanismo que consiste en el recaudo anticipado del impuesto.

En este sentido, el objetivo de la retención en la fuente es el de recaudar un impuesto cuando nace el mismo, de allí es que proviene su nombre porque ocurre en el momento en que éste se genera.

Tipos

Existe retención en la fuente para el impuesto sobre la renta y complementarios, del impuesto a las ventas, del impuesto de industria y comercio y del impuesto de timbre nacional.

Cabe recordar que como la retención en la fuente es un mecanismo de recaudo anticipado de un impuesto, entonces para cada impuesto hay retención. Esto significa que si usted es el contribuyente, entonces estará a su cargo el que le resten de los pagos o en abonos en cuenta un porcentaje que las normas destinadas a regular la materia tenga establecido.

Ventaja de la retención en la fuente

Un aspecto bastante interesante de los certificados de retención en la fuente es que el Estado por medio de esta figura ya no tiene la necesidad de esperar, por colocar un ejemplo, 12 meses, para poder cobrarnos el impuesto de renta, sino que más bien y gracias a este método, está en la facultad de recaudarlo cada 30 días. De este modo, afirma un persistente flujo de recursos y, además,  puede recaudarlos lo más rápido posible sin tener que esperar a que llegue el lapso de los mismos.

Ejemplo de los certificados de retención en la fuente

Un ejemplo sencillo es cuando se produce una venta y por consiguiente se consigue un ingreso. Este ingreso por servicios o venta de productos es una operación que le permite a usted como contribuyente el que pueda aumentar su patrimonio, por lo que se traduce a que ese ingreso pueda estar gravado con el impuesto de renta. Por ese motivo, a la hora en que realice el pago, automáticamente deberá retener un valor por concepto de impuesto de renta.

Para que sea más explícito, supongamos que el valor de la venta es de 100 dólares. En este caso usted tendrá que pagar nada más 96,5 dólares, ya que el resto, es decir, 3,5 dólares, los retiene como pago anticipado o adelanto del impuesto de renta.

Resumiendo, al momento que realice la venta, usted va pagando el impuesto que va produciendo, y por lo tanto, al culminar el año lo más probable es que ya haya pagado la totalidad del impuesto correspondiente a ese período, siendo también igualmente posible que incluso le sobre, obteniendo un saldo a su favor.

Si quieres descargar un modelo de retención en la fuente déjanos tus datos y te lo enviamos al correo gratis!

 

(Visited 247 times, 1 visits today)
Difunde este contenido